BUCKPASSER

Sólo unos pocos ejemplares de carreras podrían presumir de tener una conformación tan bien hecha como la que poseía Buckpasser. El guapo potrillo zaino personificaba todo lo que un criador buscaba en la formación física de un caballo de carreras ideal. El gran pintor Richard Stone Reeves dijo:
"Buckpasser era el más perfectamente proporcionado pura sangre que he visto en mi vida."

... Sólo dos caballos de carreras, Secretariat y Affirmed, se han ganado el elogio, "tienen una clase como Buckpasser," por parte del artista respecto a su conformación. De hecho, Dr. Manuel Gilman, Oficial de Carreras de New York, comentó:

"Generalmente, un caballo de carreras tiene cientos de faltas en su conformación, pero yo desafiaría a quién quisiera a que encontrara sólo uno en Buckpasser."

Al igual que su padre Tom Fool, vencedor de la Triple Corona de Hándicap en 1953, Buckpasser desarrolló las perfectas maneras de la que sólo unos pocos privilegiados pueden presumir de haber igualado. Nunca hizo un movimiento en falso, y cuando Richard Stone Reeves pintó su retrato como Caballo del Año, el caballo dio la impresión al artista de que era capaz de hablar, ciertamente le había invitado a Reeves a su cuadra, "ofreciéndome asiento y hasta quizás algo de beber."

En los boxes, hasta el más pequeño de los niños podría tratar con él, sin embargo una vez que entraba en la pista sólo su jockey Braulio Baeza era capaz de sacarle todo lo mejor. De hecho, cuando tomaba la delantera de la carrera, Buckpasser tendía a pararse, pareciendo más disfrutar tomando la punta que manteniéndola, por lo que prefería victorias de infarto viniendo de atrás en la recta final, que dejando a sus oponentes a muchos cuerpos.

Buckpasser fue criado y propiedad de Ogden Phipps, y como el resto de campeones criados por Phipps, nació en Claiborne Farm, Kentucky, propiedad de la familia Hancock. Su origen era de principe, siendo su padre el vencedor de la 1953 Triple Corona de Hándicap y Caballo del Año, Tom Fool, y su madre Busanda, era una hija de nada menos que War Admiral. Pero Busanda no era sólo una hija de War Admiral, y por tanto una nieta de Man o'War, sino que su abuelo materno, Blue Larkspur, fue un vencedor del 1929 Belmont Stakes y Caballo del Año. Aunque quizás la mayor influencia de todos los antecesores de Buckpasser fuera el bisabuelo materno de Tom Fool, Equipoise. Durante su carrera, Equipoise fue llamado por sus incondicionales el "Soldado de Chocolate", ya que estuvo plagado de problemas de lesiones crónicas en sus cascos, el mismo problema que dejo fuera de la Triple Corona de 1966 a Buckpasser.
La perfecta conformación física de Buckpasser también parecía venir de Equipoise, quién ha sido referido en muchas ocasiones por su perfecto equilibrio y simetría.

Como un gran caballo que era, Equipoise visitó el círculo de ganadores en 29 de sus 51 carreras disputadas, incluyendo el 1933 Suburban Handicap, importante clasico que tambien gano Tom Fool, y su hijo Buckpasser.

Con una herencia sanguínea así, parecía casi imposible no cumplir con las expectativas. Buckpasser comenzaba su carrera el 13 de Mayo de 1965, con un pobre cuarto puesto de Lonely Gambler, quién posteriormente pasó el resto de sus días compitiendo en ganadores de una.... Sin embargo, esa fue la única ocasión en la que Buckpasser no subió al podium. En sus dos siguientes ganaba con absoluta autoridad, para en su primer clasico, el National Stallion Stakes, viniendo desde muy atrás, empataba para el primer puesto con un potrillo llamado Hospitality. Tras esa victoria parcial, y de nuevo atropellando de lejos, capturaba el Tremont Stakes mientras Hospitality era tercero, finalizando segundo Spring Double. Aparentemente, debido a su crecimiento y desarrollo tanto físico como de ecabeza, algo que era del todo predecible, Buckpasser cambió su estilo de ganar y en su siguiente carrera lo hacía por un margen de 7 cuerpos, sorprendiendo incluso a su entrenador Bill Winfrey.
De nuevo se comportaba como en él era habitual, y conseguía el triunfo por medio cuerpo en el Sapling Stakes en Monmouth Park batiendo al favorito Our Michael.

Con otras victorias en el Hopeful Stakes y Arlington-Washington Futurity, Buckpasser tenía en su haber ya 8 triunfos cuando se enfrentó con la gran potranca Priceless Gem en el Aqueduct Futurity. Inmediatamente, la campeona tomó el control de la carrera mientras Braulio Baeza mantenía a su montura cerca de la delantera, temiendo que la velocidad de la potranca en la recta final no les permitiera darla caza incluso sabiendo del brillante final de Buckpasser. Y sucedió, Priceless Gem batía a Buckpasser por medio cuerpo. (tanto Priceless Gem como Buckpasser decienden de la extraordinaria yegua madre La Troienne..)

En su última carrera como potrillo , Buckpasser volvía a New York venciendo el Champagne Stakes por 4 cuerpos mientras que Priceless Gem terminaba séptima. Buckpasser era nombrado Mejor Dos Años de la temporada, por delante de Kauai King y la estrella imbatida de Darby Dan, Graustark.

Hubo muchos cambios en los inicios de la sesión de 1966. Así, el entrenador Bill Winfrey era sustituido por Eddie Neloy, quién posteriormente diría: "Buckpasser superó todos mis errores, era un gran caballo." notable confesion del cuidador...También Braulio Baeza fue sustituido como jockey, cuando ser la monta de Graustark en los clásicos, por lo que ahora era Bill Shoemaker el encargado de conducirle. En su debut como 3 años, Buckpasser era segundo tras su compañero de preparación, Impressive, quién había sido segundo el año anterior en el Hopeful Stakes. Stupendous, un potrillo propiedad de Wheatley Stable finalizaba tercero.

Ahora ya más adaptados uno a otro, Buckpasser y Bill Shoemaker capturaban el Everglades Stakes y tocaba la cita del Flamingo Stakes. Los dirigentes del hipódromo de Hialeah, Miami, seguros de la victoria y deseando evitar pérdidas de dinero a través de las ventanillas de apuestas, declararon el Flamingo Stakes como una carrera sin apuestas. El escritor de deportes de New York, Red Smith, lo apodó "El Pollo de Flamingo", queriendo demostrar que nunca un caballo es una cosa segura. Buckpasser, en algo poco habitual en él, elegía correr en punta. Una vez en frente, Buckpasser se amanso, Abe's Hope hizo su movimiento y se decidió a tomar el mando con un par de cuerpos de ventaja sobre el resto, y todo ello indujo a ciertos síntomas de un paro cardíaco a más de uno de los responsables del hipódromo de Hialeah, aunque fue sólo un susto. Buckpasser, en una demostración de explosión de velocidad y poder, dejaba a Abe's Hope sin respiración, y en unas cuantas zancadas decidía la carrera, venciendo el Flamingo con total autoridad.

Poco tiempo después de ese triunfo, Buckpasser padecio de una lesion en su casco, manteniéndole fuera del Kentucky Derby. Tras ser segundo de Abe's Hope en el Blue Grass Stakes. Graustark tampoco pudo estar en Churchill Downs para disputar el Derby por una grave fractura. Todo ello dejó a Kauai King el camino libre para triunfar en el Kentucky Derby y Preakness Stakes sin demasiados problemas, aunque no podía hacer lo propio en el Belmont Stakes, cuando Amberoid entrenado por Lucien Laurin, ganaba el último de los clásicos de 1966.

El mismo día que Amberoid triunfaba en Belmont Park, Buckpasser retornaba a las pistas, obteniendo una fácil victoria sobre 1,200 metros en un allowance. Tras esa carrera, batía a Buffle en el Leonard Richards Stakes, quién posteriormente conseguía vencer el Suburban Handicap, esperándole ahora en su agenda en Chicago el Arlington Classic. Conseguía un fácil triunfo, dando caza a Creme dela Creme en la recta final y estableciendo un nuevo record mundial en la milla en un crono de 1:32 2/5.

Otras victorias de esa sesión incluyeron el American Derby, en el cual rompía el record de la pista, junto al Chicago Stakes, Brooklyn Derby, Woodward Stakes, Travers Stakes, Malibu Stakes, Brooklyn Handicap, Lawrence Realization Stakes, así como la Jockey Club Gold Cup. Todas estas victorias hicieron que Buckpasser se convirtiera en el primer ejemplar en superar la cifra del millón de dólares en ganancias antes de la edad de 4 años, siendo nombrado esa temporada Caballo del Año.
La temporada como 4 años de Buckpasser se iniciaba con la victoria en el San Fernando Stakes, aunque de nuevo una lesion en su casco le hizo estar de baja durante 4 meses. Retornaba con su victoria 15 de forma consecutiva, nada menos que en el Metropolitan Handicap en New York. En su primer intento sobre hierba, Buckpasser con 135 libras al lomo (61,2 kilos) no tuvo mucho éxito finalizando tercero en el Bowling Green Handicap, ganando la carrera su compañero de preparación, Porker.

De vuelta a la aren Buckpasser dando 22 libras (10 kilos) al vencedor del Widener Handicap, Ring Twice, le batía por medio cuerpo en el Suburban Handicap. El ligero peso de Ring Twice hizo que éste llevara un par de cuerpos de ventaja a falta de menos de 100 metros, y en un dramático final le daba caza Buckpasser. Sólo quedaba una carrera entre Buckpasser y la consecución de la Triple Corona de Handicap, la cual su padre ya había conseguido 14 años antes. Sin embargo, Buckpasser era batido en las oficinas por los propios handicappers en el Brooklyn Handicap, siendo segundo del muy liviano, Handsome Boy.

En la última carrera de su vida deportiva, Buckpasser finalizaba segundo de Damascus, posteriormente nombrado Mejor Caballo  de Tres Años y 1967 Caballo del Año, en el Woodward Stakes. Dr. Fager, 1968 Caballo del Año, entraba tercero.

Sindicado por un precio record entonces de U$S 4,800,000, Buckpasser se retiraba tras la disputa del Woodward Stakes y pasó como padrillo del  Claiborne Farm,  donde había nacido.

Fue el padre de La Prevoyante, Mejor Potranca de Dos Años de los Estados Unidos en 1972 y Caballo del Año y Mejor Yegua de Edad en Canadá, así como a Numbered Account, Mejor Potranca de Dos Años en 1971. A pesar que moría a la edad de 15 años en 1978 fue un brillante padre de madres, consiguiendo la estadística mundial de padre de madres en 1983, 1984 y 1989.

Sus hijas incluyen a la 1991 Madre del Año, Toll Booth, la madre del Campeón Sprinter, Plugged Nickle, y a la 1989 Madre del Año, Relaxing, nombrada 1981 Mejor Yegua de Edad y madre del ganador del Belmont Stakes, Easy Goer. Su hija Alluvial produjo al vencedor del 1979 Belmont Stakes, Coastal, así como a Slew o'Gold, ganador de dos ediciones de la Jockey Club Gold Cup, de las Belmont Fall Championship Series, y con unas ganancias superiores a los 3,5 millones de dólares. Numbered Account es la madre de Private Account, un ganador de stakes padre de la imbatida Personal Ensign.

La yeguas madres  de Buckpasser también dieron a ganadores clásicos europeos como es el caso de El Gran Senor, el multimillonario Seeking The Gold, así como a los grandes padrillos Woodman y Miswaki. With Approval, ganador de la Triple Corona Canadiense, también es un descendiente de una hija de Buckpasser.
En Argentina dos hijos suyos fueron muy buenos padrillos, Logical en La Quebrada y Egg Toss en La Biznaga.
 

Buckpasser fue inducido en el Salón de la Fama en 1970

 

/// Principales Logros ///

* 1965 Mejor Potrillo de Dos Años
* 1966 Mejor Potrillo de Tres Años
* 1966 Mejor Caballo de Hándicap
* 1966 Caballo del Año
* 1967 Mejor Caballo de Hándicap
* 1970 Inducido al Salón de la Fama

 

 

Ref: Grandes Caballos SPC 

 

 

Producción periodística
Fernando Resuche